• Español
  • Français
  • English
  • Deutsch

Camino de Santiago



El Camino de Santiago, es historia, es arte, es religiosidad, es naturaleza, es actualidad, es interculturalidad, es peregrinación, es sus gentes... Una ruta legendaria hacía la “fines terrae” que todavía permite recrear el paso de los antiguos caminantes por los valles de Aragón.
 
A comienzos del siglo XII Aymeric Picaud recoge en el denominado “Liber peregrinationis”, último libro del Codex Calixtinus, la red principal de vías que, desde Francia conducían a peregrinos llegados de toda Europa hasta Compostela. Estas vías, tras superar los Pirineos por diferentes pasos confluían en la localidad navarra de Puente la Reina, conformando el denominado “camino francés”. De todas ellas destaca La Tolosana o de Arlés recorriendo la Comarca de la Jacetania.
 
Existían varios pasos para atravesar el Pirineo entre Aragón y Francia (Puerto de Palo, Somport, Portalet, Bujaruelo, Bielsa y Benasque) y todos ellos fueron utilizados por los peregrinos en época medieval.
 
Ramiro I, Rey de Aragón entre los años 1035-1064 y su hijo Sancho Ramirez (1064-1094), impulsaron el paso del Somport más accesible que el de Palo. En este sentido tomaron varias medidas: mejoras en la red viaria, construcción de varios puentes, fundación de monasterios y hospitales, creación de nuevas villas (Canfranc, Villanúa, etc.) y sobre todo, el peso, la relevancia y la importancia que se le otorgó a la incipiente ciudad de Jaca, la capital religiosa y política del nuevo reino.
Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
Turismo de Aragón