• Español
  • Français
  • English
  • Deutsch

El Aeródromo de Santa Cilia busca nuevos nichos de mercado en Reino Unido

Una  delegación de Fly Pyr y el Aeródromo de Santa Cilia, encabezada por Clive Mansfield, instructor británico que forma parte del equipo de Fly Pyr, acompañado por su director, Luis Ferreira, participa, durante estos días, en la Asamblea Anual de la British Gliding Association (el equivalente a la Federación Aeronáutica Española -modalidad Vuelo a Vela-) de Reino Unido, que este año se celebra en Nottingham.

 

Las jornadas en torno a la celebración de este importante encuentro suponen el punto de reunión anual de todos los clubes y pilotos de este país europeo. Conferencias técnicas, reconocimiento de los logros de sus pilotos y la entrega de premios a los resultados internacionales conseguidos por ellos son algunos de los eventos que acoge la asamblea de la British Gliding Association, lo que la convierte en una cita ineludible para los principales aeródromos, fabricantes de planeadores y material técnico, escuelas de formación y otros sectores relacionados con el mundo del vuelo a vela. Un gran escaparate para dar a conocer, más allá de nuestras fronteras, las potencialidades que encierra el Aeródromo de Santa Cilia (instalaciones del Gobierno de Aragón vinculadas a Turismo de Aragón), que cada vez cuenta con una mayor presencia en el panorama aeronáutico europeo.

Las primeras impresiones están resultando muy positivas: “Están viniendo a vernos pilotos que ya conocen Santa Cilia y han pasado hace tiempo por el aeródromo –interesándose por el desarrollo de los últimos años y por la nueva etapa-, pero también los que vienen habitualmente todos los años; fundamentalmente, los que provienen del Aeroclub de Lasham, al sur de Londres, probablemente el mayor aeroclub de vuelo sin motor de Europa”, explica Luis Ferreira.

El Reino Unido es, junto con Alemania y Francia, uno de los tres países europeos que encabezan el ranking de la afición al vuelo sin motor. Una circunstancia muy interesante, teniendo en cuenta de que se trata de un país que no dispone de las mejores condiciones meteorológicas para desarrollar esta práctica, con muchas jornadas lluviosas y con un relieve que tampoco es favorable para esta actividad, ya que se trata de un territorio básicamente plano. Sin embargo hay unos 20.000 pilotos de vuelo sin motor en todo el país (una cifra que contrasta con el caso de España donde, aún teniendo unas condiciones ideales para el vuelo sin motor, las licencias rondan apenas las 400).

En este sentido, el mercado británico se presenta como una oportunidad de desarrollo para el Aeródromo de Santa Cilia, y así lo han visto sus responsables. Hay que recordar que, en estos momentos, las instalaciones jacetanas ya reciben a un centenar de pilotos que acuden periódicamente al aeródromo acompañados de sus familias,  a pasar una o dos semanas de vacaciones cada año. Se trata de aficionados y profesionales del vuelo sin motor, que son conscientes de las condiciones únicas que ofrece el aeródromo para esta práctica deportiva: los parámetros meteorológicos, los días de sol, el paisaje envidiable y el terreno conforman el escenario perfecto para el vuelo a vela. Con el valor añadido de que la zona está alejada del tráfico aéreo comercial: un factor muy a tener en cuenta y que convierte al Aeródromo de Santa Cilia en la alternativa perfecta a las opciones que existen en estos momentos en el centro y el norte de Europa, muy limitadas por los vuelos comerciales y por la proximidad de grandes aeropuertos.

La presencia del Aeródromo de Santa Cilia en la British Gliding Association se enmarca en la apuesta de Fly Pyr y el Aeroclub Nimbus por dar a conocer las instalaciones jacetanas más allá del Pirineo, explotando las posibilidades de un centro único y un entorno ideal por sus características y convirtiéndolo en motor de desarrollo no solo de la comarca, sino de todo Aragón.

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
Turismo de Aragón