• Español
  • Français
  • English
  • Deutsch

Los Pirineos, un espacio deportivo privilegiado para el vuelo sin motor

IMG 1849156

Uno de los planeadores del Aeroclub Nimbus sobrevolando el Macizo de las Maladetas, en el Valle de Benasque.

 El vuelo sin motor es una de las principales actividades que se desarrollan en el aeródromo de Santa Cilia, instalaciones del Gobierno de Aragón y gestionadas por Fly-Pyr Santa Cilia. Cualquiera puede realizar vuelos de iniciación, ya que el aeródromo y sus instructores adaptan sus servicios a las necesidades de público de todas las edades. Los interesados volarán en un planeador biplaza, acompañado de un instructor, para realizar un paseo por las nubes descubriendo la belleza del Pirineo desde un punto de vista para muchos todavía desconocido.

El vuelo a vela es un deporte plenamente integrado con la naturaleza, ya que los planeadores no emiten ningún tipo de residuo, ni humos ni tan siquiera ruido. “Volamos gracias a la energía que atesora la atmósfera en forma de viento o el calor del sol, volamos en compañía de aves, fundamentalmente buitres que se acercan curiosos a intentar entender que ‘tipo de bicho es ese’”, explica Luis Ferreira, gerente de Fly-Pyr Santa Cilia.

En esta época, el vuelo desde Santa Cilia hasta el Aneto no supone más que el punto intermedio de un vuelo que en ocasiones llega hasta Andorra y El Valle de la Cerdanya, en la provincia de Girona. El espacio que existe entre los picos del Ori (al oeste Del Valle del Roncal en Navarra) y el pico del Carlit, ya en la Cerdanya Francesa es un espacio deportivo privilegiado para todas las especialidades aeronáuticas y supone una alternativa al tradicional espacio alpino que empieza a ser conocido entre los aficionados de todo el continente.

Los aeródromos que operan en este espacio (Santa Cilia o La Cerdanya en la vertiente sur y Oloron, Tarbes, Saint  Gaudens, Bagneres de Luchon, Saint Girons y Puivert en la norte) no son más que el punto de inicio y fin de unas aventuras fascinantes que están al alcance de todo el que se sienta atraído por el vuelo en su estado más puro y que se desarrollan en el verdadero espacio deportivo: el Pirineo en todo su conjunto.

El vuelo deportivo es por lo tanto una opción más para incrementar la oferta de Turismo Activo de nuestro territorio. Solo en el aeródromo de Santa Cilia representa unas pernoctaciones anuales que rondan las 9.000.

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
Turismo de Aragón