• Español
  • Français
  • English
  • Deutsch

El mejor piloto del mundo de vuelo en onda de montaña sobrevoló el Pirineo desde el aeródromo de Santa Cilia

Olhmann y Subiron en el aeródromo de Santa Cilia

Klaus Olhmann y Gilles Subiron en el aeródromo de Santa Cilia.

Hace unos días aterrizaron en Santa Cilia dos pilotos de excepción, Klaus Olhmann (Alemania) y Gilles Subiron (Francia). Ambos se han especializado en el vuelo en onda de montaña que consiste en aprovechar las corrientes ascendentes que produce el viento al chocar contra el relieve (vuelo sin motor). El Pirineo presenta unas condiciones excepcionales para este tipo de vuelo tanto en situaciones de viento de norte como de viento sur. El fenómeno se produce cuando el viento choca con una incidencia próxima a los 90 grados contra una cadena montañosa y esta le obliga a ascender. Luego, una vez superado el obstáculo el viento desciende y rebota en el relieve generando una onda que se repite a sotavento del relieve.

El “arte” del vuelo en onda consiste en que los pilotos que consiguen encontrarla “cabalgan” sobre ella como un surfista sobre una ola llegando a alcanzar alturas increíbles, incluso por encima de las alcanzadas con cualquier aeronave de motor. Olhmann es probablemente el mejor piloto del mundo en esta especialidad y en conjunción con Gilles Subiron es difícil pensar en un equipo de mayor nivel en todo el mundo.

Klaus Olhmann (1952, Neustdat, Alemania) posee 52 records mundiales según la Federación Aeronáutica Internacional. Entre ellos destaca el mayor vuelo en distancia libre, volando en 2003 con tres puntos de viraje 3.009 km a lo largo de la cordillera de los Andes (Argentina). Olhmann rompió también ese mismo año el récord de distancia libre que mantenía Hans-Werner Grosse, con un impresionante vuelo de más de 1.400 km desde Lubeck (Alemania) a Biarritz (Francia) en el año 1972. Olhmann lo pulverizó  volando desde El Calafate (Argentina) más de 2.200km.

Este alemán ha sido también el primer piloto en sobrevolar sin motor el Monte Everest gracias a un proyecto de investigación que promovió  el ‘International Center for Integrated Mountain Development’ para el seguimiento y monitorización de los glaciares en el Himalaya.

En los últimos años, Olhmann ha empezado a sobrevolar el Pirineo con asiduidad. Ha realizado muchos vuelos despegando desde su aeródromo habitual en los Alpes franceses, utilizando las corrientes ondulatorias hasta el inicio del pirineo en Perpignan y recorriéndolo para llegar incluso hasta Asturias.

En la cena que compartieron los pilotos de Santa Cilia con estos dos fantásticos pilotos les comentaron las excelencias del Pirineo como espectacular estadio deportivo y alabaron las instalaciones y el potencial del aeródromo de Santa Cilia, instalaciones del Gobierno de Aragón vinculadas a Turismo de Aragón y gestionadas por Fly-Pyr. Entre sus planes a corto y medio plazo se encuentran llegar a volar sin motor desde Asturias hasta Viena, o también desde el sur de Francia hasta la isla de Creta sobrevolando todo el mediterráneo.

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
Turismo de Aragón