• Español
  • Français
  • English
  • Deutsch

El aeródromo de Santa Cilia albergará las prácticas de un curso de iniciación al vuelo sin motor de la Universidad Politécnica de Valencia

IMG 20191118 150340.12

Un velero en el aeródromo de Santa Cilia.

El aeródromo de Santa Cilia, instalaciones vinculadas a Turismo de Aragón y gestionadas por Fly-Pyr Santa Cilia, ha sido elegido por la Universidad Politécnica de Valencia para la realización de las prácticas del curso de iniciación al vuelo sin motor que se impartirá a finales de enero de 2020. Su director-gerente, Luis Ferreira está entre el equipo de profesores que aporta la propia universidad, para la instrucción de vuelo que se llevará a cabo en las instalaciones que gestiona Fly-Pyr a principios de febrero.

La experiencia en esta materia abre muchas posibilidades al aeródromo. Este curso no es una simple actividad extraescolar, sino que la asignatura se define como un máster con carga lectiva (2 créditos). Supondrá una primera experiencia real para que estudiantes del “entorno aeronáutico” pero no necesariamente pilotos, puedan practicar la realidad del vuelo sintiendo las sensaciones del pilotaje. Luis Ferreira se muestra satisfecho y esperanzado en este novedoso proyecto que, según afirma, podría ayudar además a aumentar la afición a este deporte entre los jóvenes.

Entre los conocimientos que se impartirán en este curso, se encuentra la aerodinámica y partes de un planeador, procedimientos operacionales y maniobras, de remolque, meteorología básica, vuelo en ladera, tormentas y cumulonimbus, toma fuera de campo o la normativa reguladora sobre vuelo sin motor. Esta primera parte se impartirá en la Escuela Técnica Superior de Ingeniería de Diseño (ETSID) de la Universidad Politécnica de Valencia, y la segunda, la práctica, en el aeródromo de Santa Cilia. Al terminar la actividad los alumnos tendrán una visión clara de las posibilidades y requisitos del vuelo sin motor.

Después de accidentes tan conocidos como el del Airbus Air France que cubría la ruta Río de Janeiro-París (2009) o el del Airbus 320 en el río Hudson, en Nueva York (2009), la Organización de Aviación Civil Internacional (OACI) emitió una recomendación insistiendo en la importancia de que en la formación de los futuros pilotos se incluyesen conocimientos básicos de vuelo sin motor. Recientemente Air France acaba de llegar a un acuerdo con la Federación Francesa de Vuelo en Planeador para que realice esta formación a los futuros pilotos de la compañía. Y en nuestro país ya empiezan a aparecer voces en esta misma dirección hasta el punto de que Iberia ya lo incluye como factor a valorar en la selección de sus nuevos pilotos. Si eso ocurriese así, cualquier experiencia en este sentido pone al aeródromo de Santa Cilia en una excelente disposición para afrontar este reto.

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
Turismo de Aragón