• Español
  • Français
  • English
  • Deutsch

Excelente acogida de la apuesta de Fly-Pyr en la Aero Friedrichshafen 2017



La apuesta de Fly-Pyr, el Aeródromo de Santa Cilia, en la Aero Friedrichshafen 2017, la principal feria europa de aviación, está recibiendo una excelente acogida. Numerosos pilotos y aficionados al vuelo sin motor se interesan por la actividad en el Pirineo y acuden a conocer las ventajas de practicar este deporte en el aeródromo de La Jacetania.

La Aero Friedrichshafen 2017 es un certamen referente en aviación general y aviación deportiva. Este año celebra su vigésimoquinto aniversario avalado por los 600 expositores y casi 40.000 visitantes que consigue reunir en cada edición. Entre ellos, los principales fabricantes a nivel internacional, que utilizan la Aero para presentar los principales avances tecnológicos que van surgiendo en el sector. No hay que olvidar que siempre se comienza a innovar en el ámbito de la aviación general.
El stand de Fly-Pyr Santa Cilia, que acude a esta importante cita internacional de la mano de Turismo de Aragón,  se encuentra en un pabellón dedicado exclusivamente al mundo del vuelo sin motor. El hecho de compartir ubicación con los cuatro principales fabricantes del mundo (con lo que ello supone en cuanto a la presentación de las últimas novedades y de la tecnología de vanguardia) favorece que, diariamente, en torno a un centenar de pilotos de planeador procedentes de todos los puntos de Europa se interesen por la propuesta del  Aeródromo de Santa Cilia: una zona de vuelo alternativa a los Alpes que ofrece atractivos similares a este enclave mítico, pero con el plus que supone, además, la riqueza gastronómica, cultural y turística de la zona, las condiciones climatológicas (con sol asegurado la mayor parte del año), la propuesta de actividades de aventura para la familia y, en definitiva, todas las ventajas que puede suponer España como destino para cualquier turista de nivel medio europeo.



Frente a los Alpes, el destino Santa Cilia-Pirineo está ganando terreno en los últimos años, ya que la que la proliferación de grandes aeropuertos y de otras instalaciones a nivel regional, con un espectacular incremento de tráfico debido al desarrollo de las compañías lowcost, dificulta cada vez más el desarrollo de todas las especialidades deportivo-aeronáuticas en lo que hasta ahora era la meca de estas disciplinas. La buena acogida del proyecto de Fly-Pyr en la Aero 2017 es prueba de la necesidad que existe, en el sector, de buscar nuevas localizaciones que no limiten las posibilidades del vuelo sin motor. Y el Aeródromo de Santa Cilia, con su ubicación privilegiada y su despegue y consolidación como punto neurálgico para este deporte en el Pirineo, resulta, hoy por hoy, una opción muy atractiva.
En este sentido, el salón Aero Friedrichshafen se presenta como el lugar perfecto para potenciar todo el turismo que se mueve en torno a la aviación deportiva y, por tanto, es el punto de partida para potenciar la marca Pirineo como destino turístico de primer nivel. El aeropuerto de Friedrichshafen, situado en el sur de Alemania y a orillas del lago Constanza, es internacionalmente conocido en el mundo de la aviación por ser el lugar de nacimiento del Zeppelin, a finales de los años 20. De hecho, en el aeropuerto se conserva el hangar original del Zeppelin y es posible realizar pequeños vuelos turísticos a bordo de este aparato para contemplar el lago Constanza y sus alrededores.
Este año, en la Aero, parece primar el desarrollo de todo tipo de motores eléctricos: helicópteros ultraligeros, ultraligeros cada vez más rápidos y perfomantes, los últimos desarrollos en planeadores y motoveleros, los velocopters (aparatos con forma de dron, pero capaces de transportar a un piloto) o los nuevos productos en aviación ejecutiva (como  reactores capaces de cruzar el atlántico con unas 15 personas a bordo).
“La industria está evolucionando a pasos agigantados; los desarrollos que antes suponían una década para que se contratasen en productos ahora se concretan en pocos años”, explica Luis Ferreira, director del Aeródromo de Santa Cilia y responsable de la participación de Fly-Pyr en la feria. Ferreira pone como ejemplo “las nuevas tecnologías en motorizaciones eléctricas, pilas de hidrógeno o materiales compuestos que posibilitan aeronaves cada vez más ligeras y cada vez más resistentes, o el espectacular ascenso de todo lo relacionado con los drones”,  que conforman los ejes en los que se mueve la Aero Friedrichshafen 2017 cuando alcanza un cuarto de siglo desde su creación.
Además, es necesario destacar también los stands institucionales, desde EASA (la Agencia de Aviación Civil Europea), FAI (Federación Aeronáutica Internacional) o el Deutch Aeroclub, hasta el Swiss Aeroclub o las agencias gubernamentales de regiones (o incluso países) en cuyos territorios existen aeródromos de aviación general más reconocidos, que acuden a la feria para promocionarlos en el foro de aviación más importante del momento en Europa, y uno de los más relevantes a nivel mundial.

 

Submit to FacebookSubmit to Google PlusSubmit to TwitterSubmit to LinkedIn
Turismo de Aragón